SG Asesores

  • Ujo 985 420 382
  • Pola de Lena 985 497 010

Establecimiento de una tarifa plana reducida de las cotizaciones para nuevas contrataciones indefinidas

Para los contratos indefinidos que se celebren entre el 25-2-2014 y el 31-12-2014, y durante un período de 24 meses, computados a partir de la fecha de efectos del contrato, que debe formalizarse por escrito, la aportación empresarial a la cotización por contingencias comunes se reduce a las siguientes cuantías:

a) Si la contratación es a tiempo completo, 100 €/mes.

b) Si la contratación es a tiempo parcial cuando la jornada de trabajo sea, al menos, equivalente a la de un trabajador a tiempo completo comparable en:
- un 75 % , 75 €/mes;
- un 50 % , 50 €/mes.

Finalizado el período de 24 meses, y durante los 12 meses siguientes, las empresas que al momento de celebrar el contrato al que se aplique la reducción cuenten con menos de 10 trabajadores tienen derecho a una reducción equivalente al 50 % de la aportación empresarial a la cotización por contingencias comunes correspondiente al trabajador contratado de manera indefinida.
 
¿A qué parte de la cotización afectará esta tarifa plana?
 
Única y exclusivamente a la cuota patronal por contingencias comunes, que supone el 23,60% del salario bruto del trabajador. El resto de las cotizaciones de los nuevos contratos indefinidos deberán abonarse en los mismos términos que en la actualidad. Así, la denominada cuota obrera –que es la parte de la cotización por contingencias comunes que abona el trabajador– seguirá siendo del 4,70%.
Asimismo, se mantendrán inalterables las cotizaciones por desempleo (7,05% del que el empresario paga el 5,50% y el trabajador el 1,55%); las de formación profesional (0,7%, del que la empresa paga el 0,60% y el empleado el 0,10%); las del Fogasa (0,20% a cargo enteramente del empresario); y la cuota de accidentes de trabajo, según la peligrosidad de la actividad. Sumando todas ellas se obtiene una cantidad equivalente al 6,3% del salario bruto del trabajador.
 
¿A cuánto ascenderá la factura de cotizaciones sociales en los nuevos contratos indefinidos?
 
A los 100 euros mensuales de la tarifa plana por contingencias comunes el empresario deberá sumar el resto de las cuotas descritas anteriormente, que en un sueldo de 20.000 euros anuales suponen otros 105 euros mensuales. Así en este caso la empresa pagará unos 205 euros al mes en cotizaciones frente a los 500 que habría pagado sin la rebaja.
Si solo se cuenta la cuota patronal por contingencias comunes (que es la rebajada) el ahorro para el empresario de un salario que cotice por base mínima de los grupos 4 al 11 será de 78 euros al mes (936 euros al año). Y en los salarios más altos, que cotizan por base máxima, dicho ahorro será de 849 euros al mes (10.188 euros al año).

Para beneficiarse de estas reducciones, el empresario debe cumplir con los siguientes requisitos:
a) Hallarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social, tanto en la fecha de efectos del alta de los trabajadores como durante la aplicación de la aportación empresarial reducida.
 
b) No haber extinguido, en los 6 meses anteriores a la celebración de los que dan derecho a la reducción, contratos de trabajo por causas objetivas, por despidos disciplinarios - declarados unos y otros judicialmente como improcedentes- o por despidos colectivos, sin que se tengan en cuenta las extinciones producidas antes del 25-2-2014.
c) Celebrar contratos indefinidos que supongan un incremento tanto del nivel de empleo indefinido como del nivel de empleo total de la empresa.
 d) Mantener durante un periodo de 36 meses, a contar desde la fecha de efectos del contrato con aplicación de la reducción, tanto el nivel de empleo indefinido como el nivel de empleo total.
 
Estas reducciones no son de aplicación:
 
a)      Relaciones laborales de carácter especial.
b)       Contrataciones que afecten al cónyuge, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive, del empresario o de quienes tengan el control empresarial, ostenten cargos de dirección o sean miembros de los órganos de administración de las entidades o de las empresas que revistan la forma jurídica de sociedad, así como las que se produzcan con estos últimos. Se exceptúa la contratación de los hijos de un trabajador autónomo, menor de 30 años, o mayor de