SG Asesores

  • Ujo 985 420 382
  • Pola de Lena 985 497 010

Amortización de los vehículos afectos parcialmente a la actividad

Es deducible íntegramente la amortización de los vehículos afectos parcialmente a la actividad
Una sociedad va a adquirir un vehículo para sus gestiones administrativas, comerciales y actividades de representación. No obstante el vehículo sólo va a estar afecto a las actividades de la empresa en un 60 o 70%, utilizándose el resto del tiempo para uso particular del gerente, por lo que se plantea la deducibilidad de la amortización del vehículo.
Al respecto hay que tener en cuenta, en primer lugar, que en el método de estimación directa la base imponible se determina partiendo del resultado contable calculado según la normativa mercantil, corregido en su caso por las reglas especiales establecidas en la normativa del IS.
En segundo lugar, en relación con la amortización, la normativa del IS establece que son deducibles las cantidades que correspondan a la depreciación efectiva del inmovilizado material e inmaterial derivada de su funcionamiento, uso, disfrute u obsolescencia.
Dado que el vehículo al estar afecto a la actividad tiene la consideración de activo fijo material, toda su amortización es gasto fiscalmente deducible, sin perjuicio de la consideración como renta en especie que pueda tener en el IRPF la utilización del vehículo por el gerente para sus fines particulares